GOBIERNO

Sargón I de Acad

Now, any king who wants to call himself my equal, wherever I went, let him go!  Sargon I de Akkade, The Truly King.

Soy Sargón, el rey poderoso, rey de Acad y rey de Kish. Mi madre era una sacerdotisa de la diosa Ishtar, quien me dió a luz en la ciudad de Azupiranu. Como nadie podía enterarse sobre mi existencia, ni mi madre podía conservarme, me puso en una canasta de juncos que arrojó al río Éufrates. Las aguas me llevaron tranquilamente hacia mi querido Akki, un jardinero de Ur-Zababa, rey de Kish, quien me crió como a su propio hijo y me enseñó el oficio de ser jardinero.

Un día, mientras desarrollaba mis labores de manera usual, la bella diosa Ishtar se presentó ante mí y me concedió su amor, informándome sobre los grandes planes que el futuro tendría deparado para mí. Yo me convertiría en el representante del pueblo, en la voz del afligido y acabaría con el tiránico poder que se ejercía sobre mi gente.

“The Legend of Sargon (The Goddess Ishtar Appears to Sargon, the Gardener’s Lad)” by the artist, Edwin J. Prittie.

Me convertí con el tiempo en el copero de Ur-Zababa, a quien le conté un sueño que había tenido sobre su muerte, dado a mí gracias a la hermosa Ishtar. Alrededor del 2300 AC el rey de Umma, Lugal-zagel-si, vino a conquistar la ciudad de Kish y Ur-Zababa vio la oportunidad de acabar conmigo, interpretando aquel sueño de manera tal que yo sería la causa de su derrota. Así que me envió en una misión diplomática con un supuesto mensaje de paz en una tablilla que iba dirigida al rey de Umma, pero el conspirador de Ur-Zababa le había pedido al rey que me asesinara en esta y la diosa ya me lo había advertido. De este modo, me uní a Lugal-zagel-si para poder conquistar Kish y fundé Acad como el centro de mi poder.

Como rey adopté el nombre de Sharrukin, que quiere decir, “rey legitimo” y restauré la ciudad de Kish. Lugal-zagel-si había logrado unir a todas las ciudades de Sumer y había acabado con sus constantes riñas por el dominio del agua y la tierra, pero su gobierno era desigual, favoreciendo a los ricos a costa del agotamiento de los pobres y obreros. Entonces, decidí liberar las ciudades de Sumer de aquel tiránico gobierno e inicié la gran guerra contra el rey de Umma. Fueron necesarias 34 batallas para derrotar al rey y apoderarme de Uruk, pero teniéndolo como mi prisionero sometí las demás ciudades de Ur, Lagash y Umma con facilidad. Controlando las rutas de comercio hacia el Golfo Pérsico y con un poder relativamente estable, emprendí mi misión de liberar a las cuatro regiones de Mesopotamia.

Me expandí hacia el Norte conquistando el valle del Éufrates y Siria del Norte. Me apoderé de Tuttul y de Mari, de Ebla y logré alcanzar la costa del mar al que llaman Mediterráneo. Yo, Sargón, conquisté el Bosque de los Cedros y las Montañas de Plata. Yo, el rey del Mundo, atravesé el mar hasta las costas de Chipre y de Creta.

En los último años de mi vida hacia el 2215 AC, a mi edad de 55 años, todas las tierras se rebelaron contra mí y tuve que enfrentar a aquellos que se negaban a estar unidos bajo mi reinado, creyéndome débil. No obstante, les demostré que el león todavía tenía dientes y garras y los derroté en batalla, destruyendo sus ejércitos.

Ahora llego a ustedes, hombres y mujeres del Siglo XXI para hablarles sobre el gobierno y la sociedad de la Antigüa Mesopotamia. ¡Bienvenidos a mi Imperio, nobles viajeros!

Referencias

Mark, Joshua J. “The Legend of Sargon of Akkad”.Ancient History Encyclopedia.https://www.ancient.eu/article/746/the-legend-of-sargon-of-akkad/ (consultado: 12 de junio de 2019)

Mingren, Wu. “Sargon of Akkad: Familiar and Legendary Tales of a Famous Mesopotamian King”. Ancient Originshttps://www.ancient-origins.net/history-famous-people/sargon-akkad-0010542 (consultado: 12 de junio de 2019)

Léveque, Pierre. Las primeras civilizaciones. De los despotismos orientales a la ciudad griega. Madrid: Ediciones Akal, 1991.